PBX: (57-1) 670 8686
Programa de apoyo y fortalecimiento a la familia

La modalidad de atención de la Fundación Los Pisingos hace referencia a los lineamientos DE APOYO Y FORTALECIMIENTO A LA FAMILIA, que busca generar procesos de atención que permitan prevenir mayores niveles de inobservancia, amenaza o vulneración de derechos dependiendo de la situación y características particulares del niño, la niña o el adolescente y sus familias o redes vinculares de apoyo. Actualmente la Fundación esta brindado este servicio a 30 familias.

Respaldados en su amplia experiencia en el trabajo con la infancia, la familia y la comunidad la Fundación ofrece los servicios de Apoyo Psicológico especializado que involucra la atención de niños, niñas y los adolescentes y si se requiere a sus familias o redes vinculares de apoyo, que presentan alteraciones psicológicas, comportamentales, relacionales o deterioro significativo en otras áreas de su vida, como consecuencia de situaciones de las cuales han sido víctimas y que constituyen una intervención fundamental en el proceso de prevención y atención a la vulneración de derechos.

Esta programa de Atención a Familias cuenta con un equipo de profesionales con experiencia en intervención terapéutica desde el enfoque sistémico con parejas, familias y grupos a nivel comunitario e institucional y atiende a familias remetidas por los centros educativos públicos, privados y las Comisarías de Familia, por situaciones de violencia familiar, de pareja y dificultades en la crianza de niños, niñas y adolescentes. A la fecha este servicio se viene prestando a través de la IPS Fundación Los Pisingos, con el aval de la Secretaria de Salud y la Súper Salud, cumpliendo a cabalidad con las exigencias legales y técnicas que estos servicios requieren.

Los objetivos del programa son:

• Brindar apoyo psicológico especializado a los niños, niñas, adolescentes y sus familias buscando identificar y trasformar las creencias y patrones de relación que generan y mantienen situaciones conflictivas en su vida cotidiana.

• Brindar a las madres, padres y cuidadores elementos guía para identificar

las necesidades de los niños según su edad y responder a ellas de una forma afectuosa y cálida.

• Apoyar a los a los niños, niñas y adolescentes en el fortalecimiento de habilidades de comunicación y negociación para el manejo de sus diferencias.

  • Consolidar redes de apoyo familiar donde los padres, madres y cuidadores puedan construir conjuntamente estrategias y soluciones alternativas a las situaciones problemáticas que enfrentan cotidianamente.

  • Promover la formación de la familia, redes de apoyo y comunidad en temas relacionados con el desarrollo de habilidades para la vida, autocuidado y cuidado del otro, prevención de consumo de sustancias psicoactivas,violencia intrafamiliar, maltrato y abuso sexual.

    La propuesta de la Fundación se sustenta además, en la perspectiva de derechos y de protección integral que ponen su principal acento en:

  • Posesionar al niño, niña y adolescente en una condición de sujeto de derechos y no como objeto de compasión.

  • Ubicar el interés superior del niño como elemento fundamental en el momento de tomar decisiones sobre temas que le competen.

  • Reconocer que la familia, la sociedad y el Estado son corresponsables del cumplimiento de dichos derechos.

  • Considerar al niño, niña y adolescente como sujeto participante; hacedores de su propia vida y no como sujetos pasivos.

  • Abandonar las miradas sectoriales o basadas en las circunstancias de la situación irregular.

  • Ampliar el espectro de dimensiones a tener en cuenta a hora de comprender las realidades de los niños, niñas, adolescentes y sus familias.

    Las actividades del programa incluyen:

    • Atención psicológica a familias, parejas y grupos en las problemáticas asociadas a la violencia y/o maltrato en sus las relaciones y dificultades en la crianza de los hijos.

• Consolidación de Redes de apoyo para mujeres cabezas de hogar de la localidad.

• Consolidación de una escuela de padres con las familias atendidas para trabajar en prevención de la violencia intrafamiliar, el abuso sexual y el abandono.

 

¿Qué impacto tenemos al trabajar de forma integral con las familias?

  • Fortalecer las relaciones familiares positivas.

  • Atender y prevenir problemáticas de violencia en la pareja y al interior de la familia.

  • Favorecer el cuidado y protección de los niños, niñas y adolescentes en sus contextos más cercanos: la familia y el contexto educativo.

  • Contribuir con los fortalecimientos de habilidades y recursos resilientes en los individuos y las familias que les permita enfrentar los desafíos de la sociedad actual.